Los mexicanos y sus valores.

Mes patrio del 2017, llegó y nos  sorprendió a todos los mexicanos con situaciones adversas, que una vez más nos han puesto a prueba, y de las cuales hicieron brotar los valores que tenemos  y que  nos pueden sacar adelante.

Inició con el exceso de agua que vino como consecuencia de los huracanes inusuales que se presentaron tanto en el Océano Pacifico, como en el Océano Atlántico, reblandeciendo en sobre manera, la mayor parte de nuestro territorio, después llegó el primer terremoto que asoló a los estados de Tabasco, Chiapas y Oaxaca, la devastación que en esos estados se produjo ocasionó que se iniciaran las labores de apoyo, sin embargo, la ayuda no surgió como debió haber sido, tal vez porque no se percibió el daño en toda su magnitud, no fue hasta doce días después cuando un siguiente terremoto que perjudicó a otros estados como Puebla, Morelos, Estado de México, Hidalgo, Guerrero, Veracruz, Tlaxcala, Michoacán y a la Ciudad de México, en donde las imágenes hablaban por sí solas, esto ocasionó que todos los mexicanos buscáramos la manera de ayudar como pudiésemos, poniendo de manifiesto NUESTROS VALORES.

Es de algunos  conocido,  que los tiempos de crisis cuando se saben capitalizar, son tiempos de oportunidades y considerando esto sin soslayar el dolor y el caos que se generó, quiero permitirme enunciar VALORES que brotaron ante esta emergencia:

LA SOLIDARIDAD.- Al ver la situación tan grave, SENTIMOS LA NECESIDAD de ayudar a nuestros connacionales en desgracia,  algunos  que pudieron trasladarse a esos lugares, lo hicieron con todo el ánimo de ver en que podían servir, unos preparando alimento, otros ayudando a quitar el escombro para que los equipos especiales de rescate pudieran hacer su labor, unos más recibiendo víveres y demás material,  otros al no poder acudir a esos lugares, nos dimos a la tarea de generar abastecimiento en los centros de acopio.

GENEROSIDAD.- La sociedad en su mayoría acudió a aportar lo mucho o lo poco que podía, imágenes que pudimos ver en nuestros teléfonos móviles ó en los medios de comunicación, que quedarán gravadas en nuestra memoria.

HONESTIDAD.- Las personas bien nacidas, buscaban que los víveres, material de curación, ropa, medicinas, etc. Llegaran íntegros a su destino.

HUMILDAD.- Ante estos aciagos acontecimientos, personas connotadas participaron sin miramientos, codo con codo, y en este ayudar y buscar una mejoría para las personas en desgracia, no existieron diferencias de clases sociales, de credos, nacionalidades ni ideologías.

EJEMPLO POSITIVO.- El llevar a cabo estas acciones con determinación,  sirvió para quienes no se animaban a hacerlo, lo hicieran, pero sobre todo, el ejemplo que se les dió a los niños de cómo se puede comportar una sociedad unida, sin lugar a dudas, les  ayudará a forjar carácter y a hacerlos crecer percibiendo que hay muchas cosas buenas que se pueden hacer para ir a mejor. Hay una imagen de una persona en silla de ruedas ayudando a quitar el escombro porque un amigo estaba adentro, ese ejemplo de amistad es sublime y nos muestra que cuando se quiere ayudar no hay límites.

RESPETO.- Las situaciones tan difíciles que muchas personas están viviendo como lo son la pérdida de un ser querido, la pérdida de sus hogares , etc. las sentimos como parte de nosotros y por lo tanto entendemos que son momentos en que nuestra empatía debe estar presente, que la  misericordia ayuda a aliviar el dolor ajeno.

PROACTIVIDAD.- Quienes tuvimos la oportunidad de seguir en nuestras labores,  nos dimos el tiempo para abonar a la causa, en los tiempos posibles.

CREATIVIDAD POSITIVA.-  Son muchos los casos que existieron y siguen existiendo, donde había problemas de acceso para que la ayuda llegara a sus destinos, sin embargo, el Mexicano, creativo por excelencia, buscaba la manera para lograrlo, así como también buscaba la manera de ayudar con lo que tenía a la mano, sobre todo en los primeros momentos posteriores a los terremotos, para ayudar a rescatar personas.

RECTITUD.- Personas con conocimientos especializados se dieron a la tarea de ofrecer sus servicios sin buscar ninguna recompensa  y dar a conocer información relevante al respecto. Los verdaderos servidores públicos orientaban adecuadamente sobre los derechos ó prerrogativas a que tenían los damnificados de los inmuebles, a quienes perdieron un ser querido, etc.

LIDERAZGO.- Todos tenemos un Líder que llevamos dentro y tal vez algunos se sorprendieron así mismos, sobre la capacidad de decidir, organizar y actuar que efectuaron y siguen efectuando, en pro de auxiliar en estos difíciles momentos. En muchas empresas los dueños, accionistas ó gerentes, dieron la primera pauta para que todos sus colaboradores participaran en estas labores de auxilio, ayuda, acopio, etc.

AGRADECIMIENTO.- Todos quienes buscamos y seguimos buscando que la ayuda llegue a los damnificados, nos sentimos agradecidos por todas estas muestras de ayuda, que sin duda, nos hacen sentir que todos somos parte de una sociedad que siempre debe buscar por el bien común, nos hace sentir que cuando nos unimos para mejorar nuestra situación, somos capaces de hacer cosas increíbles.

UNION.- Es asombroso palpar todo lo que puede generar un pueblo cuando está unido y cuando lo que se busca es sobrepasar una situación terrible que los está afectando.

No podemos dejar a un lado, lo malo que salió a flote ante estas circunstancias, y solamente quiero mencionar algunas cosas que nos deben poner a reflexionar:

LA CORRUPCIÓN.- Probablemente y eso lo dirán los peritajes a los inmuebles en desgracia, en algún momento cuando fueron edificados, no se hicieron cumpliendo con todos los lineamientos de construcción que debieron tener.

LA BASURA.- Al principio de este artículo hablamos sobre el exceso de agua que se dejó sentir por los huracanes, es necesario generar una cultura interna contra la basura en las vías públicas, desagües y baldíos, ya que ésta propicia inundaciones  y humedecimientos  que ocasionan mucho perjuicio, al referirme a cultura interna, quiero decir que aunque haya campañas contra la basura, muchas personas no son conscientes del daño que  originan si siguen tirando la basura en los lugares inadecuados para ello.

LA DESINFORMACIÓN.- Ante la posibilidad de poder mandar sin ton ni son,  información crítica que pensamos es real, no nos damos a la tarea de corroborar y la mandamos sin pensar que lo único que podemos generar es caos, de igual manera, hay información que nos llega y que no es necesario reenviar.

LA FALTA DE ÉTICA.- Hubieron personas que se aprovecharon ó quisieron aprovecharse de todo lo que se mandó para las personas damnificadas y utilizarlo para beneficio propio, llámese personal ó grupal, eso es considerado como un crimen de lesa humanidad, y no debe ser tolerado bajo ninguna circunstancia.

Como podemos apreciar, hay algunas cosas que tenemos que reflexionar como sociedad, para combatirlas con inteligencia, decisión y energía, y no permitir que vuelvan a ocurrir.

Bastaron dos sismos fuertes para sacudir a todo México y a los mexicanos, con todo con lo que conllevó, por eso y volviendo en alusión al Título del presente artículo, quiero dejar sobre la mesa, el siguiente comentario:

HAY MUCHOS VALORES QUE TENEMOS LOS MEXICANOS Y QUE DEBEMOS HACERLOS PARTE DE NUESTRO DIARIO VIVIR Y ASÍ SER MEJORES PERSONAS Y CONSEGUIR SER UNA SOCIEDAD MEJOR, NO ESPEREMOS OTRO SISMO PARA HACER REALIDAD ESTE CAMBIO.

 ¡ EL CAMBIO ES AHORA Y ESTÁ EN NOSOTROS ! 

Por: C.P. Leonel Rodríguez Arango

Director General Grupo Once Zacatecas

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s