Cinco tips para afrontar los retos de tu Empresa Familiar

Asegurar la supervivencia del negocio y mantener sanas las relaciones familiares son algunos de los retos que una Empresa Familiar debe afrontar ¿Sabes cómo lograrlo?

 

Emprender en familia implica grandes retos, el contar con un negocio rentable, mientras mantenemos relaciones familiares sanas en ocasiones pareciera algo imposible. Sin embargo siempre hay forma de lograrlo, pero deberás trabajar en aspectos que pocas veces se hablan y que en muchas ocasiones se evitan. Pero no te preocupes a continuación te comparto  cinco tips que te ayudarán a sacar adelante a tu empresa y lograr trascender como familia.

1) Busca la Sinergia Familiar

El primer paso antes de pensar hacer cualquier cambio o mejora en tu empresa familiar, es entender que como familia son un equipo y que si se mantienen unidos y enfocados en el bienestar del grupo, podrán lograr mucho más que si se separan. Para lo cual debes asegurarte que como familia tengan objetivos comunes que los impulse a mantenerse unidos y a trabajar por un bien común.

Para lograrlo es fundamental fomentar la comunicación, ser empáticos entre los miembros de la familia, cuidar su autoestima y hacer un análisis sobre las reglas intrínsecas y los valores familiares. Sólo así podrán a comenzar a construir objetivos comunes que fomenten la cohesión y el compromiso, que son indispensables para  que los cambios tanto en la familia como en la empresa fluyan de manera adecuada.

2) Enfoque en la Competitividad

Es común que las operaciones de la empresa se lleven a cabo de manera empírica, dependiendo mucho de las personas y poco de los sistemas y estructuras que hacen competitiva a una organización.

Por esto es clave trabajar en la correcta orquestación de la empresa, es decir organizar de manera adecuada cada uno de los elementos que construyen una buena empresa, esto incluye identificar claramente tu estructura, definir roles y jerarquías, sueldos y beneficios, controles e indicadores clave para la correcta operación y en general dar los pasos para profesionalizar y construir una organización capaz de competir con cualquier empresa de clase mundial.

3) Planea el Crecimiento

Muchas veces se habla de crecer, pero poco se hace para que esto se de. Y en la empresa familiar el crecimiento es algo que no debe pasar desapercibido. Ya que llega inevitablemente, llega un momento en que la familia comienza a crecer más rápido que el negocio. Provocando que ese negocio que era suficiente para crear bienestar para una familia, quizá ya no lo sea para tres o cuatro familias.

Por esto es necesario que como familia, procuren el crecimiento, para lo cual deberán comenzar por establecer un buen gobierno en la organización, que permita ser objetivo, definir un enfoque y así establecer la dirección y poder construir los planes que permitan llevarlos a ese punto que como familia y empresa quieren llegar.

Otro punto importante para lograr el crecimiento es incentivar la innovación tanto en la operación de la organización como en el modelo de negocio de la organización misma. Ya que sin ésta inevitablemente la empresa podría quedar obsoleta.

4) Construye un Patrimonio

Cuando una Empresa Familiar comienza a crecer es común que comience a generar un bienestar para los miembros de la familia que les permite construir un patrimonio más allá de la misma empresa. Y se debe entender que dicho patrimonio es compartido, y que cada uno de los miembros es responsable de su custodia y de hacerlo crecer.

Es por esto que deberán hacer uso de los instrumentos legales adecuados que procuren su crecimiento y no su disolución. Bajo el entendido que lo construido busca el bienestar del grupo y no sólo los objetivos individuales de sus miembros.

Recuerda que dicho patrimonio va más allá de los bienes, y que también existe un patrimonio emocional, cultural y de valores que también debe construirse, ya que es la base para mantener la unidad familiar.

5) Planea la Continuidad

La mayor parte de las Empresas Familiares piensan en el largo plazo y buscan que lo construido trascienda a las futuras generaciones. Por ésto es importante establecer un buen plan de sucesión, el cual permita la correcta continuidad de la empresa y fomente la unión familiar.

Para que esto fluya de manera adecuada es fundamental trabajar con el líder actual y con el o los futuros líderes de la organización familiar. Se debe entender que este liderazgo debe ser profesional, legítimo y afín a los objetivos familiares. Ya que será el responsable no sólo de liderar la organización si no de fortalecer la identidad y la unión familiar.

Recuerda que para comenzar un cambio lo mejor es iniciar por uno mismo, no esperes a que el resto de tu familia cambie, comienza a trabajar en cada uno de estos puntos e invita a que tus familiares lo hagan, poco a poco notarán los cambios y se darán cuenta que eso que parecía complejo si es posible.

Carlos Dotor Cacho.

Mentor, speaker y emprendedor. Apasionado del Marketing y las Empresas Familiares. Actual Director de la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey en Toluca.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s