TDAH

TDAH (TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN / HIPERACTIVIDAD)

por Master Diego Reza Becerril

Antecedentes

¿Es difícil que su hijo se esté quieto? ¿Pareciera que actúa sin pensar primero? ¿Empieza por hacer algo y no lo termina?

Si es así, es posible que padezca del Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H), uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes de la niñez. Generalmente se diagnostica desde la infancia y a menudo perdura hasta la edad adulta.

Casi todas las personas a veces muestran algunas de estas conductas, sin embargo, si estas últimas son persistentes y causan problemas en la escuela, el hogar y en circunstancias de carácter social, podría ser un TDAH.

Generalidades

Los niños maduran a diferentes ritmos, cada uno es único, sus personalidades son diferentes, asimismo, su carácter o temperamento e historia personales. Es común que un gran número de niños sean distraídos, que actúen impulsivamente y muestren dificultades para concentrarse. Con frecuencia, estas características pueden tomarse como un TDAH.

El TDAH, usualmente, comienza a manifestarse en edad temprana, entre los 3 y 6 años de edad. En primera instancia, son los padres o maestros los que se percatan de una falta de atención o periodos de atención cortos y cambios de interés por una y otra actividad, una falta de control.

El TDAH es más común entre los niños que entre las niñas y afecta del 8 al 10% de los niños en edad escolar y del 2 al 4% de los adultos en los Estados Unidos. Actualmente, se conoce que varios de los síntomas del TDAH continúan hasta la etapa adulta y, precisamente, bajo esta condición, los adultos pueden experimentar problemas en su vida laboral y social, asimismo, dificultades emocionales como ansiedad y depresión.

Las personas con TDAH pueden ser exitosas en la vida, una detección e inicio de atención oportuna y tratamiento son trascendentales. Determinar si una persona tiene TDAH es un proceso, su detección y diagnóstico requieren de varios pasos y de realizarse con precisión y cuidado. Hay otras condiciones o alteraciones como la ansiedad, la depresión, problemas de aprendizaje, entre otros, que pueden presentar síntomas similares.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL TDAH?

Como en muchas otras alteraciones, el TDAH puede ser resultado de diferentes factores, la investigación está considerando variables genéticas, ambientales, de nutrición, alteraciones cerebrales, entre otras.

  • Factores ambientales. Estudios han mostrado la muy probable relación entre tabaquismo y alcoholismo durante el embarazo y TDAH. Asimismo, la exposición a químicos, por ejemplo, plomo, que se encuentran en pinturas, algunos juguetes, aumenta el riesgo de provocarlo o exacerbarlo.
  • Genes. Factores hereditarios en familias se han encontrado como variables relevantes.
  • Alteraciones cerebrales. Niños que sufren de algún daño o alteración cerebral, pueden mostrar algunas conductas similares a las del TDAH, sin embargo y paradójicamente, pocos niños con déficit de atención e hiperactividad han sufrido de daño o alteración cerebral.
  • Alimentos con aditivos. Colorantes artificiales, conservadores, azúcares, etc., adicionados a alimentos se consideran variable importante para provocar TDAH. Estudios realizados al respecto, muestran mejoría en los síntomas del TDAH al llevar una dieta sin los “aditivos” anteriores.
  • Trastornos metabólicos e inmunológicos. Un subgrupo muy importante de niños con TDAH, sufre de disbiosis intestinal, intolerancias alimenticias, presencia de metales tóxicos en su organismo, como plomo, aluminio o mercurio. Asimismo, pueden presentar una incapacidad de desdoblar adecuadamente las proteínas de la leche (caseína) y del trigo (gluten), transformándolas en sustancias químicamente idénticas a la morfina, trayendo como consecuencia, alteraciones en la conducta.

LINCA, se enfoca primordialmente en los últimos dos aspectos mencionados: dieta y metabolismo e inmunodeficiencias. Y a lo largo de décadas de experiencia clínica y de investigación, hemos encontrado que una dieta sin gluten y caseína, PUEDE CAMBIAR la vida de estos pacientes.

¿Qué condiciones pueden observarse o presentarse en conjunto con un TDAH?

  • Trastorno del sueño.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Trastorno oposicionista desafiante.
  • Trastorno de conducta.
  • Ansiedad y depresión.
  • Trastorno Bipolar.
  • Síndrome de Tourette.  

¿Los adultos pueden tener TDA(H)?
Algunos niños con TDA(H) pueden continuar con éste hasta la vida adulta y algunos adultos que presentan la alteración no lo saben o no se percatan del mismo. Se les dificulta organizarse, mantener un empleo, recordar eventos, etc. La vida cotidiana desde el momento de levantarse y organizarse para salir de casa puede ser todo un reto para ellos.

Frecuentemente, los adultos tienen una historia de fallas escolares repetidas y laborales, asimismo, en sus relaciones sociales. De manera similar a los adolescentes, los adultos con TDAH pueden hacer varias cosas a la vez, aunque frecuentemente sin ser exitosos. Pueden mostrar tendencia a soluciones rápidas, más que realizar los pasos necesarios para una solución efectiva.

¿Cómo se diagnostica el TDAH en adultos?

Lo más crucial en esta tarea es identificar si los síntomas iniciaron en la infancia y continuaron hasta la etapa adulta. La labor de un profesional capacitado, especializado, será de gran ayuda e imprescindible.

¿Se puede mejorar la condición del TDAH en las personas que lo presentan?

Algunas alternativas a considerar son:

  • Dietas especiales.
  • Vitaminas o minerales u otros suplementos.
  • Ácidos grasos esenciales.
  • Medicamentos.
  • Apoyo terapéutico.
  • Actividades físicas.

¿CÓMO SE DIAGNÓSTICA EL TDAH?

Al día de hoy, no existe un test o prueba única para diagnosticar el TDAH. Por lo que su diagnóstico se recomienda realizarlo bajo normas internacionales, validadas y oficiales. Uno de los instrumentos internacionales oficiales para ayudar a la tarea del diagnóstico del TDAH, es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), publicado en mayo del 2013. Importante señalar que éste remplaza la versión previa, la revisión del texto de la cuarta edición (DSM-IV-TR). El uso de instrumentos, como el DSM-5, que permitan un “estándar de diagnóstico” ayuda a que las personas reciban un diagnóstico objetivo y un tratamiento adecuado, evitándose un diagnóstico por apreciación personal.

Criterios del DSM-5 para diagnosticar el TDAH.

** Cabe señalar que la siguiente información es resumida y se exhibe sólo con el objetivo de proporcionar una guía de lo que es TDAH. Sólo profesionales (médicos, neurólogos, psicólogos) capacitados pueden diagnosticarlo.

1. Falta de atención

  • No presta la debida atención a los detalles o por descuido comete errores en tareas de escolares, de trabajo y otras.
  • Problemas o dificultad para concentrarse en tareas o juegos.
  • Parece que no escucha cuando se le habla directamente.
  • No sigue instrucciones y no termina tareas de la escuela, quehaceres o cualquier otra responsabilidad en el trabajo (por ejemplo, pierde la concentración y se despista).
  • Dificultad para organizar sus tareas y actividades.
  • No le gusta o se niega a hacer cosas que requieran mucho esfuerzo mental por un periodo largo (como trabajo en la escuela o tareas).
  • Pierde las cosas que necesita para hacer ciertas tareas o actividades (p. ej. lápices, libros, llaves, papeleo, anteojos, teléfonos celulares, etc.).
  • Se distrae fácilmente.
  • Tiende a ser olvidadizo en sus actividades cotidianas.

2. Hiperactividad e impulsividad

  • Juguetea con las manos y los pies o se mueve todo el tiempo mientras está sentado.
  • A menudo se levanta de la silla en situaciones en las que debe permanecer sentado.
  • Corre y se sube a cosas en situaciones en momentos no adecuados (en los adultos o adolescentes, esto es posible que se manifieste con la sensación de inquietud).
  • No puede jugar ni participar de las actividades recreativas de manera tranquila.
  • Está en constante movimiento.
  • A menudo habla demasiado.
  • Suelta una respuesta antes de haber escuchado toda la pregunta.
  • A menudo le cuesta esperar su turno.
  • Interrumpe a la persona que está hablando o se entromete con los demás (p. ej., se mete bruscamente en conversaciones o juegos).

3. Además, se deben cumplir las siguientes condiciones

  • Varios de los síntomas de falta de atención o hiperactividad se presentaron antes de los 12 años.
  • Varios síntomas se presentan en dos o más entornos (p.ej., en casa, escuela, trabajo, con amigos o familiares y en otras actividades).
  • Hay evidencia clara de que los síntomas interfieren o reducen la calidad del desempeño social, escolar o laboral.

¿Hay diferentes tipos de TDAH?

Conforme a síntomas, características, se han identificado tres clases de TDAH:

  1. Combinado: se presentan suficientes síntomas tanto el criterio de falta de atención como el de hiperactividad impulsiva en los últimos seis meses.
  2. Predominantemente inatento: si ha presentado falta de atención, pero no se ha presentado hiperactividad compulsiva en los últimos seis meses.
  3. Predominantemente hiperactivo-impulsivo: si ha presentado suficientes síntomas de hiperactividad impulsiva, pero no ha tenido falta de atención en los últimos seis meses.

Debido a que los síntomas pueden cambiar con el tiempo, también es posible que cambie el tipo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s