Año nuevo, ¡empresa nueva!

Año nuevo, ¡empresa nueva!

Cada fin de año acostumbramos, de manera personal, reflexionar y hacer nuevos propósitos para nuestras vidas, pero ¿lo haces también para tu empresa?

            Es común que como emprendedor en el cierre de año estemos enfocados en cierres fiscales y pagos de aguinaldos o, si es temporada alta, en alistar todo para aprovechar al máximo la época. Sin embargo, pocas veces nos ponemos la cachucha de dueño y hacemos un análisis formal de lo sucedido y planificamos lo que queremos para el nuevo año. Por eso, a continuación, te comparto algunas recomendaciones para inicies este nuevo año con una renovada empresa.

  1. Recopila información relevante.

Identifica información relevante de tu empresa y haz un corte anual de la misma. Algunos datos importantes son: ventas totales, utilidades, número de clientes, ticket promedio, gastos administrativos, etc. Recopila la información y ordénala de manera mensual y del año para tener un mejor panorama. Si no la tienes, que este sea tu primer objetivo para el siguiente año, ya que recuerda que lo que no se mide no se mejora.

  • Analiza la información

Una vez que tienes la información relevante analízala, es decir estúdiala de manera detallada, tanto en los aspectos cuantitativos (es decir, numéricamente y por porcentajes) como en los cualitativos (de las posibles razones que provocaron el tener esos números). Si cuentas con la información de años previos, no olvides contrastarla. El hacer este análisis te permitirá identificar áreas de oportunidad y, por tanto, establecer puntos de mejora para tu organización.

  • Establece una visión de largo plazo.

Siempre es bueno pensar en corto plazo (de hecho, en la operación de la empresa siempre lo haces), pero es importante tener un sueño guía el cual te motive e impulse a avanzar. Un buen plazo para este sueño son 5 años, piensa qué te gustaría lograr con la empresa y que ese sea el motor diario de tu actividad y la de tu equipo.

  • Establece tu objetivo anual

Basado en este gran sueño, identifica qué tendrías que lograr al final del próximo año para acercarte a él. Recuerda que es importante hacerlo de manera específica, medible, que sean alcanzables, relevantes y en un periodo de tiempo claro. No olvides contemplar objetivos para los datos que analizaste.

  • Planifica

No basta con medir y establecer objetivos, es importante tener un plan para alcanzar cada uno de ellos. Hacer planes te permite tener una base para la medición, hace factibles los objetivos, ayuda a tener orden y mantener un propósito y, aunque puedas sentir que es tiempo perdido, recuerda que una hora de planificación te puede ahorrar hasta 4 horas de ejecución.

  • Ejecuta y evalúa

Recuerda lo que decía Henry Ford: “Una visión sin acción es solo alucinación”. Es importante que este nuevo año ejecutes los planes que hiciste y, sobre todo, que evalúes los resultados de estos, ya que te permitirá analizar el desempeño de tu organización y tomar acción si es que estos no dan los resultados esperados o te enfrentas ante circunstancias inesperadas.

¿Qué de novedoso tiene esto? ¡Nada!, es algo que toda gran empresa hace año tras año, sin embargo, es la base para la mejora y renovación de cualquier organización. Te invito a que lo practiques y verás cómo cada año tendrás más control y podrás hacer nuevos planes, que harán que tu empresa mejore y se renueve. ¡Mucho éxito!

Carlos Dotor Cacho

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s