Mexicorrido vamonos pa´Michoacán.

Michoacán es reconocido por su belleza natural y su diversidad de paisajes, que se resume en bosques, lagos, playas y santuarios naturales de mariposas, pelícanos y tortugas. Es único e irrepetible.

Michoacán cuenta con 8 Pueblos Mágicos, lugares representativos de la cultura michoacana: Pátzcuaro, Cuitzeo, Santa Clara del Cobre, Tlalpujahua, Angangueo, Tzintzuntzan, Jiquilpan y Tacámbaro son solo una pequeña muestra de la belleza de este estado. La UNESCO nos ha privilegiado con seis nombramientos Patrimonio de la Humanidad: Morelia y su centro histórico, la biósfera de la Mariposa Monarca, la tradición de Noche de Muertos, la música michoacana conocida como “Pirekuas”, la deliciosa gastronomía michoacana y los Voladores de San Pedro.

MEXICO-MARIPOSA MONARCA

Millones de mariposas revoloteando en primavera

Angangueo

¡Esto es una bendición! —murmuraba sin salir de su asombro una mujer con el pelo ya canoso—. Sucedió una mañana soleada de febrero, a 3,300 metros de altitud, en una explanada entre bosques de pinos y oyameles. Sobrevolando nuestras cabezas, enjambres de mariposas monarca que despiertan de su letargo invernal con las primeras señales de la primavera,  cuando el sol comienza a calentar las frías cumbres. Un suave zumbido rompía el silencio del bosque: el batir de millones de alas de mariposa.  Detrás mío, la mujer contemplaba el espectáculo con la emoción de un niño. Y no era para menos, estábamos asistiendo a un fenómeno natural, único en el mundo.

La migración de la mariposa monarca es uno de los mayores espectáculos que la naturaleza brinda. Cada año más de 100 millones de mariposas realizan un viaje de 4,500 km desde Canadá y los EUA y se concentran en apenas unas hectáreas de los bosques de la  Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, situada en los estados de Michoacán y México y declarada Patrimonio de la Humanidad. Las mariposas hibernan entre noviembre y enero. En febrero, despiertan del letargo y vuelan por millones para alimentarse, aparearse y prepararse para el largo viaje de regreso.

Para ver la mariposa monarca es necesario llegar a uno de los tres santuarios michoacanos: Sierra ChincuaEl Rosario y Senguio, muy cerca del Pueblo Mágico de Angangueo. Desde la entrada hasta donde se ubican las mariposas hay un recorrido de varios kilómetros. En los propios santuarios te ofrecen caballos, la mejor opción. Los santuarios están dotados de todos los servicios: centro de interpretación, visitas guiadas, servicio de comidas y bebidas y venta de artesanías.

Te recomendamos

  • Ven de lunes a viernes, no hay apenas visitantes. Vale la pena.
  • Consultar la previsión metereológica y venir en un día soleado para ver el máximo número de mariposas.
  • Traer calzado cómodo para caminar en montaña y ropa de abrigo.
  • Ven también en diciembre, cuando están aletargadas y cubren el bosque con sus racimos.

El lado romántico de Lázaro Cárdenas

Tacámbaro

¿Saben por qué la residencia presidencial se llama Los Pinos? La respuesta está, ni más ni menos, en el Pueblo Mágico de Tacámbaro. Prepárense para una hermosa historia de amor.

Cuentan que llegó el joven Lázaro Cárdenas a Tacámbaro y quedó prendado de una muchacha, Amalia Solórzano. La joven vivía con su familia en la Hacienda Los Pinos, donde en 1932 la pareja contrajo matrimonio. El general prometió a la joven Amalia que, para que no echara de menos su hogar, levantaría para ella una residencia que se llamaría Los Pinos.

Cuando Lázaro Cárdenas llegó a la presidencia en 1934 los presidentes se instalaban en el Castillo de Chapultepec. El general decidió mudarse a una propiedad cercana, donde hizo plantar un pinar. Cambió el nombre de la casa por Los Pinos e hizo así honor a la promesa hecha a su esposa años atrás en Tacámbaro. El Centro Cultural Amalia Solórzano cuenta los detalles de esta fascinante historia en su exposición Del amor nacen los pinos.

Al salir de la exposición continúan los pasos de la pareja por este Pueblo Mágico. Pasearon por las mismas pintorescas calles de casas blancas y grandes aleros y encantadoras plazuelas como la del Santo Niño, o por la Plaza de Armas presidida por la imponente Catedral de San Jerónimo. Sea como fuere, Tacámbaro hizo su magia.

Te recomendamos

  • Al llegar a Tacámbaro, para en el Restaurante el Mirador, también hotel, con unas espectaculares panorámicas sobre el Pueblo Mágico. Conocer la casa de Marcos A. Jiménez, autor de la famosa canción mexicana “Adiós mariquita linda”.
  • Quédate a comer y prueba las famosas carnitas de Tacámbaro en algún restaurante tradicional, como El Rey de Tacamba.
  • Pedir una visita guiada de don Fernando Zarco, en el Centro Cultural Amalia Solórzano.

Festival de velas en Uruapan

Al final del mes de octubre todo Michoacán se prepara para su noche más tradicional, la Noche de Muertos. Una celebración reconocida como Patrimonio de la Humanidad que es íntimamente tradicional además de festiva. Durante estos días una marea de creatividad recorre todo Uruapan, que se engalana para recibir a los que se fueron para siempre.

En los días previos y los días de festividad de Noche de Muertos Uruapan celebra el Festival de Velas con diferentes actividades en toda la ciudad, cita imprescindible para disfrutar de estos días festivos. Un altar de muertos monumental se instala en el jardín principal, invitando a los paseantes, llegados de todo el estado, a recorrer la ciudad en busca de los hermosos homenajes a los difuntos que se levantan en edificios públicos y parques para participar en la muestra de altares. En patios y calles te saludan calaveras increíblemente decoradas y mientras las catrinas sonríen para tu selfie. Flores de cempazúchitl adornan las plazuelas. Al caer la noche, la música inunda la ciudad. Catrinas y catrines desfilan por las calles haciendo reír a los niños y las familias toman chocolate caliente y pan de muerto.

La Noche de Muertos es la noche mágica. Durante toda la noche, tapetes de aserrín de increíbles diseños adornan las principales calles de la ciudad, desde el Parque Nacional la Barranca del Cupatitzio hasta el jardín principal. Decenas de miles de velas iluminan la noche de Uruapan como en la presa Caltzontzin, creando el ambiente mágico de esta noche tan especial. ¿Vienes?

Te recomendamos

  • Ven con tu familia y disfruta del ambiente festivo todo el día durante el Festival de las Velas. Consulta la programación, ¡hay actividades para todos!

Janitzio, Michoacán

Noche de Muertos a orillas del lago de Pátzcuaro

Noviembre irrumpe en Michoacán con luz de veladoras y el naranja intenso del cempasúchil. Es la Noche de Muertos o de Ánimas, como la llaman los purépecha, una celebración de raíces indígenas y formas cristianas, declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y es aquí, en esta región, donde se vive de manera auténtica e intensa.

Días antes los panteones se limpian y adornan con esmero. Junto a la Basílica de Pátzcuaro se instala un gran mercado de flores. Don Juan Tenorio se sube a los escenarios de PátzcuaroTzintzuntzan y Cuitzeo. Hay desfiles y concursos de altares en pueblos y ciudades. Michoacán está de fiesta.

Viajeros de todo el mundo llegan a vivir esta hermosa tradición. Unos se pasean por la plaza Vasco de Quiroga de Pátzcuaro, donde los artesanos de la región ofrecen sus cocuchas, rebozos, gabanes y cerámicas. Otros llegan a Capula, el pueblo de las entrañables catrinas, que estos días expone todo su arte en la famosa Feria de la Catrina.

Al llegar la noche los panteones cobran vida. En Tzintzuntzan, el ambiente es festivo desde el Exconvento hasta el panteón. En Tzurumútaro y Cucuchucho la celebración es más reposada. También las islas celebran su fiesta. La Pacanda de manera íntima, Janitzio en ambiente más masivo y de fiesta.

En la noche más emotiva del año, los panteones parecen encantados. Las flores lo cubren todo. A la luz de miles de veladoras se reúnen familias en las tumbas de sus difuntos. En la visión del cosmos del pueblo purépecha la muerte es el paso a la inmortalidad. Por eso se llevan al difunto ofrendas de pan y dulces, también su platillo y trago favorito, para que esté feliz. Un día y una noche para recordar a nuestros seres más queridos con mucho amor.

Te recomendamos

  • Visitar los panteones mostrando máximo respeto hacia las personas allí velando y hacia la celebración. No molestar al tomar fotos, no pisar las tumbas y no excederse con el alcohol. Los panteones no son antros. Revisar el calendario de representaciones de Don Juan Tenorio. Las entradas se venden en la Secretaría de Cultura de Michoacán y en la Casa de la Cultura de Morelia.

ESFERA

Feria de la Esfera

Tlalpujahua

Tlalpujahua es conocido por su producción de esferas de todo tipo, tamaños, colores y formas. Durante la feria, miles de artesanos se reúnen para mostrar y poner al alcance de todos sus creaciones más originales. Se pueden adquirir desde las tradicionales esferas de un solo color, hasta tulipanes moldeados en vidrio o estrellas con figuras navideñas en su interior.

Además del tradicional vidrio soplado, se pueden encontrar artesanías de cantera, cerámica a media y alta temperatura, orfebrería en plata, herrería artística y hasta muebles.

Es un evento para toda la familia, para disfrutar de las compras navideñas y descubrir las maravillas de este Pueblo Mágico.

MORELIA

Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Historia y arte en cada rincón

Fundada en 1541 como Valladolid, la historia de Morelia corre paralela a la historia de México. Su extraordinario centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad, fue construido en el s. XVII con la característica cantera rosa de la región. Desde la imponente Catedral, la ciudad despliega una profusión de palacios como el Palacio de Gobierno; ex conventos como el de San Francisco donde se ubica el Instituto del artesano o el primer conservatorio de América, el Conservatorio de las Rosas, sede del coro de niños cantores de la ciudad.

Además, la ciudad fue un importante centro de conocimiento y cuna del movimiento independentista. En el Colegio de San Nicolás, heredero de la antigua universidad fundada por Don Vasco de Quiroga, estudiaron personajes clave como Agustín de Iturbide y José María Morelos y Pavón, esto cuando Miguel Hidalgo era rector. El mismísimo Morelos ofrece una excelente lección de historia para tus hijos en la Casa Natal que disfrutarán, al igual que el espectáculo de video mapping en la Plaza de Valladolid.

El centro de Morelia es perfecto para ser recorrido con la curiosidad del paseante. Morelianos y visitantes se reúnen en los cafés y restaurantes de los portales. Los foodies pueden explorar la extraordinaria cocina michoacana en exclusivos restaurantes. En pocas cuadras se pueden admirar exquisitas colecciones de arte, ir de compras o asistir a un concierto. Ambiente cosmopolita en el corazón colonial de la ciudad.

Te recomendamos:

  1. El tradicional encendido de la Catedral cada sábado, y un paseo al anochecer con los edificios iluminados y sus múltiples recorridos nocturnos de leyendas en edificios antiguos de la ciudad.
  2. Reponer fuerzas con unos tradicionales gazpachos de frutas con queso cotija y aderezados como gustes.
  3. Comprar el mejor arte popular en el Instituto del artesano (Casa de las Artesanías). También online aquí.
  4. Conocer lo mejor de nuestra gastronomía en restaurantes gourmet y en Morelia en Boca.
  5. Vivir el ambiente de los festivales internacionales insignia de música clásica, jazz, órgano, guitarra o cine. Tú eliges.

Los fogones de la meseta purépecha

Zacán

Los pueblos hablan de sí mismos a través de la comida. La herencia gastronómica de los pueblos de la meseta purépecha se ha conservado intacta gracias a las cocineras tradicionales. Gracias a ellas, la cocina tradicional mexicana fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Y no pueden irse sin probarla.

Los ingredientes nos transportan a la milpa. Estamos saboreando la cosecha, sabemos que sembraron frijol y calabaza, y también maíz blanco, morado y azul: la base de la dieta. También nos presentan en la mesa conejo y pollo, cerdo y res. Los aromas llegan de las hierbas, cada una en su justa medida. En las salsas imaginamos el molcajete lleno de chiles y jitomates. Las manos que preparan las tortillas. El fuego bajo el comal.

Platillos cotidianos como las corundas de frijoles o jaguacatas. Corundas para acompañar un caldo como churipo de res o un delicioso mole tatemado. Moles rojos para dar bodas y funerales como la atápakua o la xanducata. Buñuelos y chocolate para desayunar en días de fiesta, tamales y el atole que nunca falta en las grandes ocasiones.

Antiguamente la única manera de acercarse al increíble patrimonio gastronómico de esta región era teniendo la inmensa suerte de ser invitado a una celebración. La cocina quedaba en casa. Hoy, se tiene gran oferta gastronómica en esta región, dos cocineras tradicionales han comenzado la promoción con la creación de pequeñas cocinas tradicionales que vale la pena visitar: doña Esperanza Galván en Zacán y doña Juana Bravo en Angahuan. ¡Provecho!

ver –

Te recomendamos

  • Degustar las especialidades de cada cocinera en la Muestra Gastronómica Purépecha del Tianguis Artesanal de Domingo de Ramos en Uruapan, donde además de encontrar todo tipo de artesanía puedes degustar platillos tradicionales de la región, uno de los principales eventos de la Ruta Don Vasco. ¡No te lo pierdas!

Michoacan.travel