Cuatro pilares del líder.

 

Cuatro pilares del líder: pasión, talento, compromiso y acción

Dr. Raúl Ernesto González Pinto, Consultor en Estrategias de Cambio Organizacional y Capital Humano.

En mis 20 años como consultor he tenido la oportunidad de dialogar con ejecutivos de múltiples empresas y de leer decenas de libros y ensayos sobre liderazgo. Al inicio de esta nueva década, he llegado a la conclusión de que son cuatro los pilares que sostienen a un líder que ha tomado plena conciencia de sí mismo y del mundo que le rodea: pasión, talento, compromiso y acción.

Curiosamente, el primer ejemplo de líder que me viene a la cabeza (y que cumple con estas cualidades) no es un hombre o mujer de negocios, sino una adolescente de 17 años: Greta Thunberg, elegida por la revista Time en 2019 como Persona del Año.

Greta, quien ha dado voz a aquellos que muestran preocupación por el cambio climático y que quieren hacer algo al respecto, en agosto de 2018 se plantó frente al parlamento sueco con una pancarta que decía: “SKOLSTREJK FÖR KLIMATET” (huelga escolar por el clima). Un año después de su solitaria huelga, el 20 de septiembre de 2019 cuatro millones de personas en diversos rincones del planeta salieron a las calles para abrazar la causa iniciada por ella.

PILARES EN LOS QUE SE SUSTENTA EL LIDERAZGO DE GRETA THUNBERG

 

PASIÓN: la revista Time se refiere a ella como “una adolescente ordinaria que, al haber mostrado el coraje de hablar su verdad ante el poder, se convirtió en el icono de una generación”. TALENTO: padecer del síndrome de Asperger –que le dificulta expresar sus emociones– no le ha significado un obstáculo para llevar su mensaje a niños, jóvenes y adultos de manera efectiva. El cineasta Darren Aronofsky apunta al respecto: “Thunberg ha sacado el tema del cambio climático de la teoría; lo ha vuelto humano, tangible y urgente”. COMPROMISO: fiel a sus principios, se rehúsa a viajar en avión, argumentando que los 124,000 vuelos realizados cada día en el mundo esparcen millones de toneladas de gases tóxicos en la atmósfera. ACCIÓN: Greta es incansable: en el espacio de unos cuantos meses se entrevistó con el Papa, confrontó en las redes sociales digitales a Donald Trump, participó en el foro de cambio climático de la Naciones Unidas y se dirigió a los líderes globales en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza.

HAZ LAS COSAS CON PASIÓN

Salvador Becerril, uno de mis estudiantes de maestría, explica de esta manera qué significa para él actuar con pasión: “¿Qué necesito hacer para ser un líder excepcional? Es una pregunta que se puede responder con lo más sencillo: ser un apasionado. Las cosas grandes vienen en paquetes pequeños, porque en este mundo más de uno tratará de ponerte piedras. Le doy gracias a las personas que lo hacen, porque mi pasión me da energía, y la fuerza suficiente para ser más grande”.

De acuerdo con el Diccionario Actual, la pasión “es un sentimiento muy profundo sobre algo determinado que despierta muchas emociones en una persona”. Es también un indicador de nuestra fortaleza interna. Por ejemplo, si sientes pasión por tu trabajo entonces estarás dispuesto a entregar todo lo que tienes para que tus metas se cumplan, con la consiguiente satisfacción personal.

Actuar con pasión es darle sentido a lo que amamos, como lo podemos constatar en la siguiente historia. Un hombre poderoso se acercó a tres albañiles y les preguntó qué hacían. El primero le contestó: “Estoy levantando una pared”. El segundo dijo así: “Construyo una habitación”. El tercero se detuvo un momento a reflexionar, y con orgullo respondió: “Me doy a la tarea de edificar su palacio, Majestad”.

En su libro Los 11 poderes del líder, el mundialista argentino Jorge Valdano argumenta que la pasión es una fuerza creadora que nos lleva a desafiar en la vida cotidiana los límites. Hablando sobre sí mismo, explica que la noche anterior a la Final de México 86 no pudo dormir, pues el entrenador le había asignado la misión de hacerle marcaje personal a Hans-Peter Briegel, el legendario futbolista alemán. “Tomé una decisión – comenta –, correr hasta desmayarme. Se trataba del partido más importante, del más esperado de mi vida, y no cabían términos medios… Dos o tres veces tuve un escalofrío que me subió de los pies a la cabeza… [pero] seguía corriendo impulsado por la pasión… Salí de aquel partido con la seguridad de que si la mente está empujada por un gran estímulo, el cuerpo acompaña ensanchando los límites hasta mucho más allá de lo razonable”.

En lo personal, hace unos días me causó una enorme satisfacción recibir este mensaje de uno de mis alumnos de maestría al término de un curso: “Profesor, lo felicito por la pasión que demuestra al enseñar y mantenerse actualizado; como estudiante, eso lo valoro mucho”. Esto me hizo recordar a una estudiante que en otra ocasión me hizo llegar esta petición: “Maestro, es usted un extraordinario vínculo de transmisión de conocimiento. Por favor no deje de hacerlo”. Compartir estos testimonios ahora, me compromete a seguir dando lo mejor en aquello que tanto disfruto haciendo.

TALENTO EMPRESARIAL 1740

DESCUBRE TUS TALENTOS

Todos, sin excepción, nacimos con algún talento. El psicólogo Howard Gardner plantea, por ejemplo, que los seres humanos poseemos, en mayor o menor grado, ocho tipos de inteligencia: lógico-matemática, lingüística, personal, intrapersonal, espacial, corporal, musical y naturalista. De esta perspectiva surgió la Teoría de las Inteligencias múltiples.

Si tomamos en cuenta lo anterior, la clave estriba en tomar conciencia de nuestros talentos y, como líderes, poder ponerlos al servicio de otros. Ken Robinson, un educador británico, precisa en su libro El elemento: “Cuando hacemos algo que nos gusta y que se nos da bien, tenemos muchas más probabilidades de centrarnos en nuestra verdadera autoconciencia; ser en realidad quienes creemos ser”.

Matt Groening, el creador del programa televisivo Los Simpson, descubrió desde temprano su talento natural para el dibujo. Le aburría tanto la primaria que se ponía a hacer garabatos a la hora de clase para distraerse. Ya en la universidad, una de sus maestras guardó algunos de sus dibujos y los conservó durante años. Tanto le emocionó a Groening enterarse de este gesto, que le puso el nombre de la profesora a uno de sus personajes.

PON TUS TALENTOS EN ACCIÓN

Dirigí la carrera de Comunicación en el Tecnológico de Monterrey campus Querétaro hace un cierto número de años. Cuando las empresas me llamaban para pedir que les recomendara a alguno de nuestros egresados, invariablemente me decían: “Mándame a los de los mejores promedios”. Partían de la premisa de que un alumno “de 10” pintaba para un profesionista excelente.

Las situación, como bien lo sabes lector/lectora, ha cambiado drásticamente. En la actualidad las organizaciones prefieren a aquellos profesionistas que en su vida universitaria hayan sido activos y emprendedores, ya sea por haber participado en actividades deportivas o sociales, o por haber formado parte o dirigido algún grupo estudiantil. No les preocupa demasiado que hayan sido alumnos promedio, siempre y cuando muestren una amplia motivación e iniciativa.

Linda Kaplan Thaler, una publicista y autora, explica en su libro Grit to great que no es suficiente ser talentoso para conseguir el éxito; es también indispensable garantizar resultados: “En el reclutamiento de personal a nivel directivo, solía enfatizarse el nivel de inteligencia. Hoy, en cambio, se busca evaluar candidatos que posean inteligencia de resultados”. Es decir, que tengan la capacidad de crecerse ante los retos y adversidades. “Los líderes más efectivos – puntualiza – son aquellos que no se ven a sí mismos como víctimas de las acciones de otros; no reparten culpas ni se justifican, pues por instinto son intrépidos”.

Kaplan identifica cuatro factores asociados al éxito: 1) valentía para afrontar los retos, 2) resiliencia para levantarse después de las caídas, 3) iniciativa para generar ideas y proyectos, 4) tenacidad para llevar a buen término las metas fijadas.

DEMUESTRA UN SENTIDO DE COMPROMISO

Podemos definir el compromiso laboral (en inglés work engagement) como un estado mental positivo, caracterizado por el vigor, la dedicación y el sentido de realización personal. El siguiente testimonio de un gerente británico, extraído de un reporte de The Chartered Institute of Personnel and Development, es indicativo de un nivel superior de compromiso: “Tengo una antigüedad de casi 20 años. Nunca he pensado en trabajar en otro lado. Me encanta laborar aquí. La compañía ha sido muy buena conmigo y trato de devolverles la confianza que han puesto en mí. Me fascina lo que hago, trabajo con colegas fantásticos y mi jefe se porta de lo mejor conmigo”.

De acuerdo con dicho reporte, generar compromiso “es crear oportunidades para que los empleados se relacionen con sus colegas, superiores y la organización en sí; supone también crear un ambiente en el que estos se sientan motivados para conectarse con su trabajo y esmerarse en cumplir una buena labor.” Una faceta del sentido de compromiso es la autoeficacia, entendida como la capacidad de ejecutar planes de acción, plantearse metas retadoras y llevarlas a cumplimiento , así como vivir a plenitud el proceso que lleva hacia las mismas.

¿Te interesa conocer tu nivel de compromiso con la empresa de la que formas parte? La Universidad de Utrecht, en Holanda, diseñó el siguiente instrumento de evaluación. Si respondes de manera afirmativa a las siguientes preguntas, tu compromiso laboral es contundente y sólido: 1) ¿En mi trabajo me siento lleno de energía?, 2) ¿Mi trabajo está lleno de significado y propósito?, 3) ¿Siento que el tiempo vuela cuando estoy trabajando?, 4) ¿Mi trabajo me hace sentir fuerte y vigoroso?, 5) ¿Estoy entusiasmado con mi trabajo?, 6) ¿Cuándo estoy trabajando olvido todo lo que pasa alrededor de mí?

Compromiso con la integridad. No basta, sin embargo, que un líder se sienta comprometido con su empresa. Debe, antes que nada, mostrar compromiso consigo mismo. A esto se le conoce como integridad.

Laurie Sudbrink, presidenta de Unlimited Coaching Solutions, sostiene que los líderes inspiran a otros a actuar y hacerse responsables de sus obligaciones si basan su desempeño en los siguientes cuatro factores: verdad personal, integridad, respeto y generosidad.

TALENTO EMPRESARIAL 1742

VERDAD PERSONAL: es creer en tus pasiones y prioridades; tus fortalezas y tus retos. “Cuando estás en línea con tu verdad – afirma Sudbrink – no cambias tu manera de ser para cumplir con las expectativas de otros”.

INTEGRIDAD: la integridad es el resultado de alinearte con tu verdad; es poseer el carácter moral para sentirte pleno, equilibrado y completo. Es mantenerte fiel a tus ideales; es la fuerza que te permite focalizar tus acciones; es saber decir “no” a aquello que podría alejarte del sendero y es también hacerte responsable de que las cosas sucedan.

RESPETO: si conoces tu verdad y actúas con integridad, te resultará más fácil respetarte a ti misma y a los demás. Cuando te sabes respetar, los demás se mostrarán dispuestos a seguir tu liderazgo.

GENEROSIDAD: si cumples con los tres factores anteriores, sentirás y harás sentir tu generosidad, señal de que te preocupas por los demás.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s