Y tú, ¿juegas solo o en equipo?

Aún en los deportes considerados individuales, un atleta de alto rendimiento tiene un equipo que le da soporte. En los negocios, si quieres llegar lejos más vale que construyas un gran equipo.

El mito del emprendedor solitario es eso, un mito. Si bien suele haber emprendedores con personalidades únicas que los hacen sobresalir del resto al grado de volverse figuras públicas, siempre hay un equipo detrás de ellos que permite la operación de su negocio.

Podrás pensar que tu negocio es muy pequeño, que aún “no te da” para pagar grandes sueldos o que es mejor que lo hagas tú mismo, ya sea para ahorrar o porque nadie sabe hacerlo mejor que tú, pero si continúas con este tipo de pensamiento lo único que lograrás es limitar el crecimiento de tu negocio; es por eso que a continuación te doy unos consejos para poder construir un gran equipo sin importar el tamaño de tu organización.

Ten completo a tu equipo

Todos sabemos que en los deportes de conjunto uno de los principales castigos es expulsar a algún miembro del equipo; ya sea un partido de fútbol, básquetbol o hockey, cualquier equipo se encontrará en desventaja si no tiene a un jugador dentro de la cancha. En los negocios es difícil darnos cuenta, ya que no hay una regla de la cantidad de jugadores o colaboradores que deberías de tener en tu organización, pero si te sientes en extremo cansado, si quisieras que el día tuviera más de 24 horas o si de manera recurrente no cumples con los tiempos o condiciones que pide tu cliente, es muy probable que no tengas el equipo completo y, por lo tanto, estés en desventaja respecto a tu competencia.

Ten la alineación adecuada

Un partido de fútbol no se debe jugar con 11 porteros o con 11 delanteros, debemos entender que dentro de un equipo de alto rendimiento debe haber jugadores con distintas habilidades para ocupar distintas posiciones y así jugar mejor. En tu empresa no importa que tan hábil seas para realizar cualquier tipo de actividad, si juegas con el equipo equivocado será muy complicado que alcances tus objetivos. De nada te sirve ser el mejor anotador si no hay nadie capaz de darte pases.

Ten una estrategia de juego

No importa si tienes el equipo completo y los jugadores más experimentados, si no tienes una estrategia de juego el partido será un desastre. En tu empresa puedes tener gente muy valiosa, pero si no tiene una dirección, unos objetivos y un conjunto de valores que guíen su actuar, la operación de tu organización se puede volver un caos. Ten una estrategia clara, reglas claras y un libro de jugadas listo para ser ejecutadas y verás un gran cambio.

Ten una copa que ganar

En todos los deportes profesionales hay un torneo con un premio o un trofeo que ganar, ya sea la Liga, un Mundial o las Olimpiadas, este logro hace que los deportistas se esfuercen al máximo para poder alcanzarlo; es lo que los impulsa y les da sentido a sus acciones. En tu organización es fundamental entender la liga en la que estás jugando, así como el objetivo que pretendes lograr. En lenguaje de negocios, ten una misión y una visión inspiradores y motivantes; te ayudarán a que el equipo tenga certidumbre de lo que debe hacer y lograr y así pueda dar lo mejor de sí.

Entrena a tu equipo

Más allá de ganar la copa, todo deportista puede notar su desarrollo y crecimiento profesional. Los Juegos Olímpicos no son la primera competencia de un deportista y no son la primera medalla que ganó. De hecho, antes de llegar a cualquier competencia, tuvieron sesiones de entrenamiento muy fuertes que permitieron desarrollar sus habilidades y lograr esos triunfos. Dentro de tu organización, si quieres tener al mejor equipo es importante que tengas un esquema de crecimiento profesional y un plan de recompensas a través del cual los colaboradores puedan saber que se pueden desarrollar al interior de tu organización y que su esfuerzo será bien recompensado.

Ten líderes en la cancha y en la banca

Todos sabemos la importancia que tiene el director técnico y el capitán del equipo, son los que hacen la diferencia en los momentos más complicados y los que con sus decisiones y/o acciones pueden ganar la copa en el último segundo. En tu empresa es fundamental tener un excelente Director General y un capitán o capitanes que inspiren e impulsen al equipo (tanto en la estrategia como en la cancha). Contar con ellos te permitirá mantener un equipo motivado, con una estrategia funcional que les permitirá lograr cosas que jamás imaginaste.

Al seguir estos consejos estoy seguro que notarás una diferencia en la operación de tu organización y en el desempeño de tus colaboradores, notarás que no solo habrá cambios en el equipo, también no solo clientes satisfechos, más bien comenzarás a construir tu club de fans, es decir, clientes leales capaces de recomendar a tu organización.

Puedes recorrer el camino solo o construir un equipo capaz de jugar en las mejores ligas y ganar los premios más grandes. Recuerda lo que dice el proverbio africano: Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.

Carlos Dotor Cacho. Mentor, Speaker y Emprendedor. Licenciado en Mercadotecnia y Maestro en Administración. Profesor de materias de Emprendimiento, Mercadotecnia y Empresas Familiares. Actual Director de la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey en Toluca.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s