¡Voto por voto…!

(- Pero, Señor, ahora sí ganó.
– Ah, sicierto… Perdón, la cojtumbre.)